Get Adobe Flash player

Estambul

 

 UNA CIUDAD ENTRE DOS CONTINENTES

Cuando aterricé en el Aeropuerto Internacional Atatürk a pocos kilometro de Estambul, sentí la sensación de acercarme a una de mis ciudades mito y empecé a contemplar con curiosidad todo aquello que me hiciera descubrir que me hallaba en una ciudad que durante años había alimentado mis fantasías y mis deseos de aventura y encuentros.

El primer acercamiento a la ciudad fue más bien decepcionante, el aspecto de las personas que divisábamos desde el autocar que debía llevarnos hasta nuestros hoteles no se diferenciaban en casi nada de los personajes que podíamos contemplar en Barcelona, seguramente el mosaico de razas que se pueden ver en las Ramblas de Barcelona en un día normal os puedo asegurar que es mucho más variopinto.

Por otro lado el caos circulatorio era comparable o incluso superior al que ya había podido contemplar en ciudades como Bangkok, Katmandú etc.Tardamos casi 2 horas para un trayecto que por distancia podía hacerse en menos de 20 minutos.Hasta que no nos introducimos en la inmensa urbe de aproximadamente 14 millones de habitantes no me di cuenta que realmente estaba en la mítica ciudad, la antigua Constantinopla se aparecía  con toda su belleza, las cúpulas y los  minaretes de las mezquitas que se veían por doquier dibujaban el perfil de la ciudad, El grandioso Bósforo que dividía la ciudad en 2 y que separaban dos continentes aparecía majestuoso frente a mimirada y sus magníficos puentes colgantes me invitaban a cruzarlos en busca de aventuras nunca soñados en un mundo que se adivinaba en la lejana Anatolia al sur de Turquía.

Tuvimos la agradable sorpresa de descubrir que nuestro Hotel estaba situado en la parte antigua de la ciudad y a dos pasos de los dos monumentos más conocidos de la ciudad, Santa Sofía y La Mezquita Azul.Desde esta privilegiada situación pudimos descubrir esta maravillosa ciudad a pie y adentrándonos en sus misterios desde el principio.

El primer día nos dedicamos a descubrir el entorno de nuestro hotel, La plaza Sultán Ahmet  a cinco minutos de nuestro Hotel nos obsequio con una de las mas impresionantes vista de la magnifica ciudad, a un extremo y otro de la plaza  se encuentran la Mezquita Azul y Santa Sofía y entre ambas la entrada a La Cisterna un espectacular deposito subterráneo de agua construido con impresionantes columnas y pasillos que te permiten pasear por tan mágico lugar, allí buscamos las famosas cabezas de Medusa situada en un recodo de La Cisterna. También pudimos tomar un té rodeados de la belleza de este sorprendente lugar.