Get Adobe Flash player

Kailash

JUAN BURGOS

KAILASH

la Montaña Sagrada

Hace ya algunos años que escuché hablar del Kailash, montaña  que no se puede escalar por connotaciones sagradas.. Quedó en el olvido hasta que mi buen amigo Juanjo se encargó de recuperarla. La idea era remontar el valle del Karnali en Nepal, río que nace de las fuentes del Kailash y atraviesa el Himalaya de norte a sur, para luego acercarnos hasta los dos grandes lagos sagrados Manasarovar y Rakshas Tal (Tíbet). Donde nace el río Tsang Po, que bordea todo el Himalaya por el norte hasta Sikkim y que cuando entra en la India pasa a llamarse Brahmaputra,. Donde también nace el Indo y el Sutlej, el afluente mas importante del Ganges. Después del Karnali nos esperaba la Kora del Kailash, es decir, la circunvalación a la montaña sagrada del Kailash. Por último atravesaríamos el país de oeste a este conociendo los palacios y monasterios más significativos hasta Lhasa.

El trekking comienza en Simikot al noroeste del país, se llega desde Katmandú vía Nepalgunj. El camino de Simikot a hsial, “ultimo pueblo de Nepal”  se realiza por el valle Humla Karnali, de 60 Km, hasta la frontera de Tíbet.. El Humla Karnali es un valle muy transitado desde antaño,  un valle comercial y cultural entre dos países. Durante el camino nos cruzaremos con un sinfín de caravanas de comerciantes que van o vienen de hacer sus trueques. Normalmente hasta Tíbet llegan con arroz y madera y vuelven con sal procedente de la llanura tibetana para el transporte utilizan todo tipo de animales cabras, yak, caballos y hasta ellos mismos.   En el comienzo del trekking el paisaje es el típico del Himalaya Nepalí, grandes bosques y  abundante vegetación, con unas grandes gargantas y muchos ríos pero es algo diferente no encontramos glaciares, ni grandes montañas nevadas, ni tampoco las arboledas de montaña tropical como en otras partes del Nepal monzónico, ni mas arriba los característicos rododendros del Himalaya  sino coniferas, sabinas y matorral. Durante el paso de los días el paisaje va cambiando tan gradualmente que casi no te das cuenta de que ya no hay tantos árboles y la vegetación también empieza a escasear. Estamos entrando poco a poco en el Tíbet, pasamos por innumerables Tea Shop o albergues de peregrinos en donde los rasgos de la gente van cambiando. Una tarde de muchísimo calor paramos en un tea shop todavía quedan dos jornadas para la frontera cuando una señora mayor nos saluda con (Tashi dele) saludo tibetano, es indudable estamos cada vez mas cerca del Tíbet.

Desde hace mas de quince existe en Nepal un especie de guerra civil no declarada. Los famosos Maoístas y su impuesto. En un alto valle casi llegando al Nera La 4800 m.s.m., vemos que nuestro sirdar se pone a hablar con un grupo de pastores que van hacia Tíbet, unos 30 min, mas tarde pasamos un poblado muy pequeño con gran cartel en Nepali, el Sirdar dice las palabras mágicas Mahoist. La razón de la presencia Maoísta tan numerosa  en esta zona es debido a que el valle que remontamos,  llega a un cruce; a la izquierda la India ( Que bajo cuerda da asilo a los principales lideres Maoístas) Y a la derecha el Tíbet. El nombre de los tíos acojona, por que ese nombre lleva una serie de connotaciones que quitan la respiración, pero la verdad es que estos de maoístas solo tienen el nombre( Menos Mal). Por que si en verdad fueran maoísta el turismo seria un objetivo a eliminar, pero no puedes cortar una fuente de ingresos tan grande , como es el turismo en Nepal. Bueno pues a pasar por caja, pero antes de todo el regateo (En este maravilloso país, todo se negocia), tras unos minutos de discusión la cosa queda en 100 Euros, algo se les bajo, pero no mucho. Y después el Staff aquí paga todo el mundo, aunque la diferencia de cantidades es bastante considerable. La situación fue bastante suave, no hubo intimidación, ni pedida de pasaporte, ni chulería, tan solo había un chaval con pantalones de camuflaje con su inseparable calculadora. Te dan un recibo y nada para arriba y si no pagas no pasa nada solo tienes que darte la vuelta. El temor es que la guerrilla se convierta con el tiempo en una mafia con otros intereses, parecido a lo que paso en Perú y Colombia con sendero luminoso.

Pasamos a Tíbet y después de adjudicarnos a nuestros dos paquetes, es decir nuestros guías chinos, empiezan los chinos con sus cosas de chinos. El resultado de registro fue la incautación de dos libros de la historia del Tíbet por que aparecían una pequeña foto del XIV Dalai Lama. Después de este espectáculo digno de los mejores circos con sus payasos y su mujer barbuda, que fue pasar la aduana. Nos trasladaron en los Toyotas al pueblo-estercolero de Taklakot, base militar china camuflada de pueblo. Parece ser que hay misiles apuntando a Nueva Delhi, es una posición estratégica, allí confluyen las fronteras de Nepal-Tíbet-India y Cachemira esta a la vuelta de la esquina.

Al día siguiente por la mañana, nos acercamos a las grandes lagos, vigilados de cerca por la mole del Gurla Mandata de 7728m. Poco después de un collado aparecen estos lagos de un color casi inverosímil, primero el Rakshas Tal ( El lago de la Sombra, el Lago de la noche) que se encuentra a una altura de 4530m. El azul intenso se debe a varios factores, uno es la intensidad de la luz y el otro es la escasa presencia de oxigeno. Mas tarde pasamos al Manasarovar ( El lago de la luz, lago del día) los hinduistas y budistas creen que sumergiéndose en el,  penderán sus impurezas que irán al fondo del lago. La razón de que estos lagos estén aquí es que se encuentran en una zanja elevada entre el Himalaya y el Transhimalaya, donde no encuentran drenaje.  Acampamos a pie de Lago desde donde vemos a algunos peregrinos comenzar la Kora del lago Manasarovar,  es decir la circunvalación del lago, que tardaran varios días en realizar. Por la tarde visitamos tranquilamente el monasterio acastillado de Chiu Gompa ( Monasterio del Pájaro), tiene a su alredor chortens blancos y banderas de oración que se agitan ruidosas con el viento y Manis ( Oraciones talladas en piedra ) acumulados junto con decenas de cornamentas de yak. En la capilla, en actual restauración a cargo de unos jovencísimos monjes se encuentra un tapiz de su gran fundador Guru Rimpoche, desde lo alto se puede divisar en la lejanía el KAILASH.

Por fin empezamos las circunvalación del Kailash, junto con decenas peregrinos llegados de todas partes, la mayoría lleva su molinillo de oración en mano, recitando el mantra  OM MANI PADME HUM( La joya del buda sentado sobre la flor de loto) Este es el mantra por excelencia del Tibet. Pertenece a AVALAKITESVARA el buda de la compasión y también es la deidad protectora del Tíbet. Durante la Kora hacen girar su molinillo, cada vez que el molinillo da una vuelta completa el mantra es recitado. Para los budista es llamada la Kora, para los hinduistas Parikrama, la peregrinación del Kailash no es exclusiva de una religión; cada cual tiene sus ritos y costumbres. Todos, menos  la religión BON ( religión originaria de Tíbet; antes de la llegada del budismo procedente de la India) que hacen la circunvalación en sentido contrario a las agujas del reloj, los demás la hacen en el sentido a favor. Es seguramente una de las montañas mas sagradas de la tierra, aunque nunca ha sido ascendida. Ha sido intentada según la historia religiosa, por un Abad de los Bon que justo antes de llegar a su cima se precipito en el abismo arañando la pared de la montaña e interpretado por otros como el camino abierto siva hacia la cumbre. Se sabe que los chinos han invitado a varios alpinistas de reconocido prestigio para ascenderla, entre ellos a Reinhold Messner, pero todos han denegado la invitación influidos por las cartas que recibían del XIV Dalai Lama.

Los grupos son variados ancianos, niños hasta con perros, unos la hacen andando y otros con postraciones ( consiste en medir el sendero con su cuerpo, se levantan y vuelven a postrarse). Según fuertes creencias tibetanas, la zona esta ordenada desde el centro ( Monte Kailash ) en un mapa mandalico y también lo esta el mundo o un resumen armónico del cosmos. El Kang Rimpoche, el otro nombre del kailash( La gran joya nevada ). El Kailash es la representación material del Monte Meru, la montaña cósmica central, eje de la cultural  Hindu, dentro de el, esta el aislado albergue de Siva y Parvati , las fuerzas complementarias. Para acabar su prolongación hacia el cielo, a partir de su cumbre, de líneas externas de la pirámide crearía sobre el pico la proyección de una pirámide inversa donde residiría el paraíso, la morada de los dioses de Asia.

Empezamos la Kora; un circuito de alredor de 52 km, que no baja de los 4200 y traspasa un collado de 5680 ( Drolma La) , con una duración de tres días.  Comenzamos la kora, con el habitual follon de las cargas, los Yaks no han llegado todavía y nosotros partimos, adentrándonos en un valle amplio dominado por grandes canales que terminan en agujas, el conglomerado y su morfología le da cierto aspecto Montserratino. Durante el trayecto nos cruzamos, con toda clase de peregrinos, hinduistas, budistas y bon. Adelantamos a un monje que esta haciendo la kora, postrándose, la verdad es que al verlo, te sientes sorprendido del ritmo y el estoicismo que muestra en su peregrinaje, cuando empieza a llover, el monje sigue con lo suyo, como si de un día de sol se tratase, siempre con una amplia sonrisa. Ante la manta de agua decimos tomar un te y un respiro, en un tea shop, la altura ya se nota bien estaremos alrededor de 4800. Al parar la lluvia nos ponemos  en camino, el Kailash que esta mañana se veía muy bien, a empezado a taparse con la lluvia, pero parece que aguantara. Por el camino van apareciendo cada vez mas piedras de oración y podemos ver in situ a dos monjes en plena talla de una.

El monzón hace su aparición con toda su grandiosidad, y como llueve. Lo peor de todo es la niebla y es imposible ver la cara norte del Kailash. La noche resulta tranquila, al salir del Lodge por la mañana temprano, casi noche, sorpresa  nieve, no es mucho, pero lo suficiente para amedrentar a muchos peregrinos, que no lo ve nada claro. Su equipamiento no es el mas adecuado,básicamente la de todos los peregrinos  es bastante deficiente para llegar  a casi 5700m, así que muchos deciden quedarse y aguantar hasta que el tiempo mejore. Nosotros partimos, con un día bastante feo, no llueve, pero esta nublado. En un punto  del camino el ( Siwasthal ), se verifica un ensayo ritual de la muerte y los peregrinos abandonan simbólicamente parte de sus ropas, senda arriba se entra en un estado paralelo a la perdida de identidad ¿ Efecto de simulación de una muerte ritual o efecto de la altitud?. La cuesta final tiene lo suyo, sin mas llegas hasta el collado, un punto según dicen, donde mayor concentración de banderas oración hay en el mundo. Cada vez que el viento las agita, es recitado el mantra  que en ella esta escrita. El tiempo es malo, con fuerte viento y casi lloviendo vemos como llegan los peregrinos lanzando al aire estampas con el caballo de la felicidad,  con una amplia sonrisa, no solo por finalizar la cuesta, sino por que han renacido, están mas cerca de la iluminación, de la plenitud. La bajada del collado es larga hasta el lugar del campamento casi 10 horas para la jornada de hoy. Al día siguiente también con mal tiempo, vamos bajando y casi a la llegada de Darchen, hacemos nuestra pequeña ofrenda dejando en el ultimo mojón de piedras algo que utilizamos durante la Kora , llegamos al punto de inicio. Después nos recogerán los guías y nos llevaran otra vez a lago Manasarovar, pero esta vez a la orilla contraria. Desde aquí comenzara una larga travesía hacia Lhasa, parando en las ciudades mas importantes ( Paryang-Saga-Lhatse-Shigatse-Gyantse-Lhasa ) visitando los monasterios ( ghompa ).

JUAN BURGOS